Al habla con LOS DIRECTORES

monchoylucia

Con el curso de Dirección y Dirección de Actores a punto de comenzar queríamos contaros un poco más en profundidad en qué consiste este nuevo taller. No se nos ocurría de qué manera podíamos transmitiros esta información ni tampoco la forma de demostraros la pasión con la que enseñamos. Tras muchos rodeos nos dimos cuenta de que no teníamos que ser nosotros los que os hablásemos de ello, sino los dos alumnos del taller de dirección del año pasado que dirigieron los cortometrajes de fin de curso. Lucía Martínez y Moncho Sejas nos hablan de su experiencia como directores.

  • ¿Qué cursos de la primera edición de “El Cine en tus Manos” realizaste?

L.M: ¡Todos!

M.S: Todos menos el de arte y el de sonido.

  • ¿Qué esperabas del curso de dirección? ¿Qué pensabas que era dirigir antes de hacer el curso?

La verdad es que nunca me había parado a pensar en serio en la labor del director. Había directores que me gustaban, que tenían ese “toque”, pero nunca me había planteado seriamente en qué se basaba ese algo que, en realidad, es una mezcla de trabajo y talento que se traduce en decisiones muy concretas.

Mi idea era que el director básicamente era un tío jeta que no hacía nada y cobraba mucho. Cuando descubrí que estaba equivocado ya era demasiado tarde.

  • ¿Cómo cambió tu forma de ver la dirección con el curso?

Totalmente. Siempre había tenido la sensación de que una buena o mala película se basaba principalmente en el guión y que la dirección podía mejorarlo o empeorarlo pero que el resultado de la película nunca dependería totalmente de ella. Y oh, qué error.

No estoy seguro de que sea algo bueno, pero si estás viendo una película y se te activa el chip de empezar a ver fallos de raccord, movimientos de cámara o a pensar como habrías decidido tú determinados planos… Esto te puede arruinar cualquier película. Por no hablar de que tus amigos te pongan el mote de “el travellings”.

  • ¿Te sorprendieron las clases de dirección de actores? ¿Por qué?

Yo creía que los actores leían el guión y ya tenían una idea de lo que tenían que hacer y después bastaba con matizar sus actuaciones. Y la verdad es que los actores deben hacer mucho trabajo por su cuenta y si no somos capaces de transmitirles cómo es el personaje que queremos, es probable que nos encontremos con algo muy diferente de lo que esperábamos. En el curso aprendimos la manera correcta de enfocar todo esto.

Fue una grata sorpresa aprender cómo hacer que los actores hagan lo que tienes en mente en cada momento.

  • Después de los talleres de dirección, ¿descubriste algún estilo, o director, que antes no te interesara?

Descubrí pequeños detalles que me gustaron mucho en películas que no me habían interesado demasiado en su momento y también fallos en pelis que me parecían perfectas. Que vaya chorrada, ¿no? Pues oye, al final anima.

Cuando el curso se ponía en modo gafapasta todos hablaban de un tal Haneke y me picó la curiosidad, pero tras leer alguna sinopsis y ver algún fragmento creo que no soy lo suficientemente hipster como para enfrentarme al reto de descubrirle.

  • ¿En algún momento creíste que fueras a ser elegido/a como el director de uno de los cortos? Y cuando saliste elegido ¿qué pensaste?

No me lo esperaba, ¡si hasta estuve a punto de no presentar el guión técnico! Pero luego fue un subidón porque no sólo significa que vas a tener la oportunidad de dirigir un corto, algo que ya de por sí es bastante guay, es que además alguien te ha elegido porque cree que puedes hacerlo bien.

Aunque lo políticamente correcto sea decir que no, creo que, el haber dibujado tebeos me daba cierta ventaja a la hora de plasmar un guión en imágenes y ala hora de preparar el storyboard.

  • ¿Tenías experiencia previa en la dirección de cortometrajes o de cualquier otro tipo de proyecto audiovisual?

Durante la carrera había hecho algunos proyectos muy de andar por casa que espero que hayan quedado borradas para siempre de cualquier formato físico y de la memoria de todos los que alguna vez lo vieron.

No directamente, sólo había realizado algún storyboard.

  • ¿Tuviste ayuda de alguien durante el rodaje del cortometraje? ¿De otro alumnos? ¿Profesores? ¿Amigos?

El equipo estaba formado por alumnos de El Cine en tus Manos y algunos se involucraron muchísimo, fueron mucho más allá de sus funciones y consiguieron cosas maravillosas. De entre todos ellos tengo que destacar a Nacho (Nacho Solana), que durante todo el tiempo de la preparación atendió y respondió pacientemente a mis dudas técnicas, inseguridades, ataques de pánico…

Tuve ayuda de todo el equipo, de hecho, lo primero que hice fue intentar delegar el máximo de trabajo en los compañeros más capacitados en cada aspecto para poder centrarme en la labor que me tocaba a mi como director. Hay gente que dice que hice eso debido a mi proverbial vagancia, para trabajar lo mínimo, pero son solo habladurías malintencionadas. 🙂

  • ¿De qué manera encaraste el proyecto? Háblame del proceso de puesta en marcha del proyecto ¿aplicaste en dicho proceso algo de lo aprendido en clase?

El cortometraje que yo dirigía era una historia bastante sencilla de contar pero a la vez me preocupaba mucho darle el tono y ritmo adecuados. Apliqué muchas de las cosas vistas en clase, a la hora de decidir qué planos utilizar, cómo dar más intensidad a determinados momentos… Y utilicé todas las herramientas de las que nos habían hablado: guión técnico, story board, plantas,… En general estoy muy satisfecha con el resultado y creo que al final tanta planificación mereció la pena.

Lo principal que aprendí es que como director tenía todo el derecho a hacer todos los cambios que me diera la gana y todos tendrían que alabar lo acertado de mis decisiones. 🙂 En cualquier caso, apliqué, o intenté aplicar muchísimo de lo aprendido en clase, desde planificación a dirección de actores, ya que de otro modo hubiese sido imposible llevar a cabo el rodaje

  • Hace más de medio año que se grabaron los cortometrajes, ¿con qué te quedarías de la experiencia?

Con el rodaje, sin duda. Es el momento en el que trabajas de verdad con todo el equipo, con los actores, el vestuario y cuando por fin empiezas a ver materializado todo eso que tienes en la cabeza y que quieres convertir en un corto.

Me encantó ser capaz de que entre todos, para bien o para mal, el resultado se aproximase tanto a lo que tenía en mente antes de empezar a rodar

  • ¿Repetirías como director/a de un cortometraje?

Por supuesto, ¿es eso una proposición?

Bajo las mismas premisas y con algo más de tiempo para rodar, por supuesto. Es un chollo que no tengas que buscar financiación, ni equipo, ni organizar el casting y dedicarte sólo a dirigir.

  • ¿Algún nuevo proyecto en mente? ¿Como director? O ¿en otros departamentos?

Ahora mismo estoy trabajando en un nuevo proyecto con el mismo guionista del corto que yo dirigí en El Cine en tus Manos. Es una historia bastante complicada y estamos tratando de sacarla adelante. También voy a colaborar en el nuevo corto de Nacho Solana que me apetece muchísimo porque va a ser un proyecto grande y tiene muy buena pinta.

Un montón de ideas y muy poco tiempo o medios para realizarlas.

  • ¿Recomendarías el taller de dirección? ¿A quién? ¿Por qué?

El taller de dirección me parece interesante para cualquier persona que tenga alguna idea o proyecto que no sepa muy bien cómo abordar, o que ya esté haciendo cosas pero no se vea suelto a la hora de dirigir a los actores, pero también para cualquiera al que le guste el cine y quiera profundizar un poco más.

Me gustaría animar a los que, como es mi caso, no tienen pensado dedicarse profesionalmente a este mundillo y lo ven como un hobby, pero tienen un poco de miedo a que el resto de alumnos y profesores sean cinéfilos desbocados o técnicos frikis. En los talleres hay gente de todas las edades, formaciones intereses e inquietudes y lo importante es la curiosidad y las ganas de aprender para disfrutar el curso.

  • ¿Algo que quieras añadir?

¡Que la chica guapa del cartel también va! 🙂

Pues ya que estoy, hago un poco de spam. Podéis visitarme en www.monchosejas.es o www.fabafabian.com. Vale que llevo pendiente de actualizar una temporada pero…es que… ¡Vale!, ¡Lo reconozco! ¡Soy un gandul, ya lo he dicho!


¡Muchas gracias a los dos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s